Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Don Fabián

(Ven, 1987, Countertrade en Royal Lady por Young Emperor)

Por Alfredo E. Plaza V.

El caballo castaño que defendió la chaquetilla del Stud Doña Félida, propiedad del Sr. Fabián Burbano y el General Domingo Lara, era un descendiente de Countertrade en Royal Lady que nació el 25 de enero de 1987 en el Haras Tamanaco, que obtuvo extraordinaria campaña durante tres temporadas. Don Fabián, siempre al cuidado de César Cachazo, se convirtió en caballo espectáculo, en ídolo de los aficionados que durante su ciclo le consideró purasangre de garra, hecho para las grandes conquistas. Fue adquirido en subasta pùblica por Bs. 800.000.

Don Fabian triunfante

Su presentación de estreno, a los dos años, ocurrió el 28 de mayo de 1989 finalizando en la segunda casilla escoltando a Star Light, que implantó récord mundial de pista para los 800 metros. A las dos semanas logró su primer triunfo, 8 cuerpos sobre Montego Bay, agenciando 45" exactos para los cuatro furlones. Durante su campaña como dosañero triunfó en los Clásicos Antonio José de Sucre y Albert H. Cipriani (agenciado en ambos clásicos 86"2 para los 1400 metros), además de las Copas Henrique Toledo Trujillo y Grano De Oro, a pesar de no participar en el Clásico Comparación por problemas físicos. Con éstas victorias y bajo la conducción de Jorge Martiniano Palma, se alzó con el título de Campeón Dosañero de 1989. Es importante resaltar que Don Fabián es un nieto paterno del triplecoronado inglés Nijinsky II, influencia que se notaba en su físico.

Comenzó la temporada de 1990 en la que no corrió el Clásico Inauguración Francisco de Miranda, en una generación muy pareja de tresañeros entre los que destacan Mano a Mano, Nevers, Campodrón y el mismo Don Fabián.

Llegó la triple corona con el Clásico José Antonio Páez en donde parte como favorito el potro Nevers pero se queda corto en la atropellada y Don Fabián es sorprendido por Mano a Mano en tiempo 97"1 para la milla. Posteriormente, el Clásico Ministerio de Agricultura y Cría donde Don Fabián con la monta de Rafael Torrealba se reivindicó con la afición al ganar de manera contundente sobre Nevers, acabando con las pretensiones de Mano a Mano de llevarse las tres gemas, quien llegó en la cuarta posición. Finalmente, el Clásico República de Venezuela en un final memorable éstos tres ejemplares cerraron la triple corona con Mano a Mano logrando doble coronarse, Don Fabián con una gema y dos segundos y Nevers con dos terceros y un segundo, el cual era el ejemplar aspirante para llevarse la triple corona. Desaparecieron de la escena Mano a Mano y Nevers por lesiones y Don Fabián reapareció y ganó con el campeón Juan Vicente Tovar el Gran Premio Nacional sobre el ejemplar Conuco en tiempo de 127"2. Cuando todo parecía indicar que no tenía rivales, aparece un caballo de la cuadra de Iván Calixto, Campodrón que lo derrotó en gran demostración en el Clásico Asociación Hípica de Propietarios.

Llegó la hora de la verdad, el 28 de octubre de 1990 con el Gran Premio Clásico Simón Bolívar donde Don Fabián y Campodrón comparten el favoritismo del magno evento. Se dió la partida de la prueba la cual se desarrolla con el peruano Moradote y Campodrón en los primeros puestos, Don Fabián y Chito colocados en posiciones secundarias y Principito y la yegua Backyard en los últimos puestos. Al acercarse al codo final, se observó el avance firme de los ejemplares Don Fabián, Chito, Principito y Backyard para comprometer a los punteros donde el ejemplar Campodrón comienza irse al fondo y Moradote quedó rezagado. En la recta final se observó a Don Fabián dominando la prueba con Chito y Principito peleando el segundo y la yegua Backyard, la hija de Telefónico volando por centro de cancha para comprometer la victoria de Don Fabián el cual terminó con una ventaja de ¾ de cuerpo sobre la potranca que resultó la mejor tresañera de 1990. Don Fabián deja crono de 152"4 para la milla y media. Moradote con Víctor Bardales arribó en la séptima casilla, mientras que la otra peruana Lady April llegó fuera de carrera en el lugar 14° con Edwin Talaverano.

Don Fabián en el Simón Bolivar

Posteriormente, el 2 de diciembre de 1990 en el Hipódromo de Santa Rita, en una tarde gloriosa para la hípica venezolana, Don Fabián logró la quinta victoria para Venezuela en el Clásico Internacional del Caribe, doblegando al panameño Espaviento y los otros dos ejemplares venezolanos, Backyard y Principito arriban en la tercera y quinta posición respectivamente. Con este triunfo, el campeón Juan Vicente Tovar ganó por primera vez este evento y los otros dos que escenificaron esa tarde: el Clásico Confraternidad versión hembras ganado en gran forma con la yegua Mon Coquette (hija de Secreto por Northern Dancer) sobre la tordilla de hierro, Stillwater (hermana paterna de Don Fabián) y el Clásico Confraternidad versión machos ganado por Randy quien tomó desquite de Pan de los Pobres que lo venció el año anterior en el Clásico del Caribe.

El plato fuerte del menú: el Clásico Del Caribe, llegó sin medida. Llegó y, en su punto culminante, Don Fabián la carta que brincaba al tapete encharcado bajo la mirada de César Cachazo, el preparador; el general Domingo Lara y Fabián Burbano, sus propietarios, amén del soberano que desde las tribunas, además de toda Venezuela preguntándose ¿podrá Tovarcito completar los tres clásicos?. La respuesta vino rápido, la dio el propio jinete "en el codo abrí un poco para obligar al jinete de Espaviento a buscar adentro, hacia el fango. Creo que allí gané. Don Fabián sacó, en su último respiro, un cuerpito que me sirvió para vencer"...

La ovación, la tercera de la tarde, fue más fuerte que toda el agua que cayó del cielo desde la mañana, a lo mejor como premio de la naturaleza para que se insertara en la historia. Juan Vicente Tovar lo hizo, obtuvo con su maestría los tres eventos internacionales. Hoy se conserva en el recuerdo el reflejo de esas victorias que, para él, significaron "uno de los momentos más emotivos de mi carrera profesional, gracias a mi Dios". Con ésta contundente campaña fue suficiente designarlo: Caballo de Año 1990, Campeón Tresañero y Campeón del Caribe.

Empieza la temporada de 1991 y Don Fabián ganó el Clásico José María Vargas agenciando 140" para la distancia de 2200 metros como preparativo para el 19 de abril cuando se corrió el Clásico Presidente de la República victoria que logró en tiempo de 155"1 para la distancia de 2400 metros. Obtuvo el tercer lugar en el Clásico Día del Ejército que fue ganado por el tordillo Lance, hijo del tordillo criollo Renovador.

Llegó el día 5 de julio de 1991 para disputar las dos millas del Clásico Fuerzas Armadas donde Upper Most, caballo de origen argentino, entrenado por el "Number One" Manuel Medina y conducido por José Leonardo Verenzuela, derrotó sobre un fangal por 3 ¼ cuerpos ante Don Fabián, para un registro total de 211"1.

El nieto de Nijinsky II tuvo un descanso de dos meses y reapareció en el Clásico Copa de Oro de Venezuela, donde se observó a un Don Fabián que le afectó la reaparecida como cualquier ejemplar y corrió vendado, pero en un final de leyenda y no apto para cardíacos, derrotó al atropellador Polche, el hijo del criollo Poliche, que venía a liquidar la carrera y el valiente campeón logró conterner la feroz atropellada y sostener la mínima ventaja necesaria para ganarselo en tiempo de 154"3. Al finalizar llegó a su cuadra con una claudicación seria en su mano anterior izquierda, producto de una fractura en el casco.

El 27 de octubre de 1991, fecha en que se disputó el Gran Premio Clásico Simón Bolívar, existía un ambiente de gran expectativa por ver al ídolo correr por segunda vez este magno evento y con la duda de la fractura. Una carrera que en el papel se vió bastante pareja por la calidad de ejemplares que intervinieron allí y se desarrolló con Don Fabián colocado a la expectativa de los punteros. Cerca de la curva final se observó un leve avance de Don Fabián pegado a la baranda pero quedo tan comprometido por varios ejemplares que peleaban la punta y afectado por las lesiones, perdió posiciones, mientras tanto y como una tromba la yegua Climalba por centro de cancha logra una contundente victoria con José Leonardo Verenzuela. Con ésta actuación, un 10° puesto y un jinete Tovar sin estribos culminó una exitosa campaña para uno de los mejores criollos que ha hecho campaña en La Rinconada y Santa Rita, logrando además en ésta, su última campaña, los títulos de Caballo del Año 1991 (por segunda vez) y Campeón Maduro.

De esta manera, Don Fabián se unió al caballo Salt Lake como los dos ejemplares nacidos y criados en el Haras Tamanaco que lograron tres campeonatos con la diferencia de que Salt Lake logró el título de Campeón Tresañero y dos veces el de Campeón Maduro. El 30 de noviembre llegó al paddock en compañía de sus artífices, para recibir el último saludo y la admiración del público. 

En total Don Fabián sumó 13 primeros, 11 segundos, dos terceros, un cuarto y en una oportunidad estuvo fuera del dinero. Sus ganancias, en 28 exhibiciones, sumaron Bs. 26.014.400..

Fue retirado de las pistas para cumplir funciones de semental en el Haras Tamanaco, establecimiento de cría que lo vio nacer. Recibió pocas oportunidades, pero destacó por intermedio de los selectivos Last Queen, Olvidada, Aim Raha, El Inicio, La Churo y High Fabián; además de los ganadores Fabur, Sr. Domingo, Miss Fabienne, Magic Night, Valle Valentina, Advertising, Performance, Magic Fly, Samarkanda, All The Way, Lord Fabián, Fino Sol, Lugadal, El Cacao, Fabiana Nice, Mi Loquita, Prum (Semental), Apretaíto, Proa, entre otros. Lamentablemente murió el 02 de junio de 1997 infartado justo cuando servía a uno de los vientres, cuando ya contaba con cinco años en función de reproductor.

Fuentes: Sr. Francisco Morales, Ing. Juan Macedo

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 04 de Julio de 2002
Copyright 2002, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados