Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Guasipati

(Ven, 1972, Scratch en Sum Bomb por Cosmic Bomb)

Por Juan Macedo

 

Uno de los purasangres más carismáticos de los ’70 fue sin lugar a dudas el castaño Guasipati, posiblemente a la simpatía de muchos aficionados por el popular “Aly Khan”. Su nombre es el de un poblado del estado Bolívar que en el dialecto caribe significa “tierra donde abundan los zorros guache”. Nació el 6 de febrero de 1972 en el Haras Karen Sissy y fue adquirido por el Dr. Virgilio Decán para lucir la camiseta negra con banda morada del Stud Guayana. Fue entrenado por Domingo Noguera Mora.

 

Con la conducción de “El CubanoEduardo Lamas debutó el 15 de junio de 1974 en recorrido de 800 metros, figurando tercero a 3 ¾ cuerpos de El Exorcista. Tres semanas después “rompió el maiden” en buena lid superando con ¾ cuerpo a Camoruco, agenciando 47” exactos para los cuatro furlones. El 27 de julio escoltó a Arañazo a 4 ½ cuerpos. El 22 de septiembre participó en la Copa Albert H. Cipriani con la monta de Gustavo Ávila figurando quinto a 4 ½ cuerpos de Jeremy.

 

Luego de tres carreras sin deslucir del todo, el 29 de diciembre le dio un inolvidable “regalo de navidad” a su propietario cuando sacó a relucir su calidad y con la monta de Julio César Piñero sorprendió en los siete furlones del Clásico Comparación, derrotando en gran final por apenas pescuezo de ventaja a Papi, agenciando 85”3 para el recorrido.

 

El 5 de enero participó en el Clásico Francisco de Miranda sin pena ni gloria, lejos de Ocumar. Regresó al lote común donde decorosamente logró buenas figuraciones. El 2 de febrero fue inscrito en el Clásico Gobernador del Distrito Federal con la monta de José Luis Vargas quedando noveno a 12 cuerpos de Papi. A la semana regresó en el lote común con la monta de Luis R. Sosa reverdeciendo laureles superando a Manzanares con ventaja de 3 ¾ cuerpos y parando el reloj en 100”1 para la milla.

 

Regresó al lote selectivo en la Copa Charles R. Röhl con la monta de Gustavo Ávila, ocupando el cuarto lugar a 3 ¼ cuerpos de Jeremy. El 8 de marzo ante el lote común saboreó las mieles del triunfo superando a Yacaré con ventaja de 5 cuerpos registrando 98”4 para la milla. Una semana después participó en la Copa Antonio Cuadrado donde salió airoso, dejando Victorioso a 5 cuerpos en el segundo lugar, parando el teletimer en 92”3 para los 1500 metros.

 

El 6 de abril continuó la racha triunfal, en esta ocasión se embolsó el rico Gran Premio Selección de Fedeharas derrotando nuevamente a Victorioso, que en esta ocasión quedó a 1 ¼ cuerpos, agenciando 99”2 para la clásica milla. Luego de fracasar desde el sexto lugar a 17 cuerpos de Guamache, participó en el Clásico José Antonio Páez donde perdió una increíble, al sortear un tropiezo que le trunca la atropellada, pero reacciona para finalizar tercero a 1 ¼ cuerpos de Agresivo, luego Jeremy (que le ocasionó el tropiezo) fue bajado al tercer lugar para que oficialmente el hijo de Scratch fuera la escolta del ganador.

 

Luego de figurar segundo a un cuerpo de Grosero, fue inscrito en los dos kilómetros del Clásico Ministerio de Agricultura y Cría para terminar en el tercer puesto a 5 ¼ cuerpos de Long Play, regresando a su cuadra con una claudicación en su miembro anterior izquierdo.

 

Guasipati reapareció el 20 de septiembre en el lote común con Juan Vicente Tovar up, realizando una actuación gris. Dos semanas después apareció inscrito en el Clásico Asociación Hípica de Propietarios, carrera donde mejoró para quedar quinto a 9 ¼ cuerpos de Guache. Luego de figurar segundo a 8 cuerpos de Veterano, fue incluido en la lista de participantes en el Clásico Simón Bolívar con la monta de Adone Bellardi, conformándose con el sexto lugar a 12 cuerpos de Gran Tiro.

 

Pero Guasipati volvió a brillar el 16 de noviembre con la monta de Gustavo Ávila, cuando se volvió “un gigante” en la recta final para sacar 3 ¼ cuerpos de ventaja sobre Guache en la milla y media del Clásico Cría Nacional agenciando 155”4. Gracias a esta memorable actuación fue incluido entre los representantes de Venezuela para el Clásico Internacional del Caribe, pero apenas pudo para figurar quinto a 19 cuerpos de “El ManitoTeziutlán, regresando a la veterinaria sentido de sus manos.

 

 

Ya con cuatro a cuestas, Guasipati reapareció el 9 de mayo de 1976 con Ángel Francisco Parra en su cabalgadura, quedando noveno muy lejos de Niso. Corrió cinco veces más, destacando el tercer lugar a 8 cuerpos de Papi en las dos millas del Clásico Fuerzas Armadas con la monta de Gustavo Ávila. Una semana después fue su última carrera ocupando el octavo lugar a 7 cuerpos de Filibustero en la Copa Revista La Fusta. Fue inscrito de la Copa Jaime Todd pero fue retirado por claudicación del miembro anterior izquierdo.

 

Guasipati se retiró de las pistas habiendo ganado 7 de sus 34 salidas, además de 5 segundos, 4 terceros, 2 cuartos y 5 quintos, con unas ganancias acumuladas de Bs. 836.582. Fue pensionado en el Haras La Evelynda donde recibió algunas oportunidades en la cría, sin llegar a destacar ninguno de sus descendientes. Lo que no hay dudas es que Guasipati fue el más simpático de su generación.

 

Fuentes: Sr. Jaime Casas A., Revista Gaceta Hípica, Revista Hipódromo, Revista La Fusta.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, viernes 31 de diciembre de 2021

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados