Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Lady Tamao

(Ven, 1975, El Tamao en Bronze Leaf por I Am)

Por Juan Macedo

 

Recuerdo que mi padre me decía “si no fuera por Blondy, la campeona hubiese sido la hija de El Tamao” y las evidencias indican que efectivamente pudo ser así. La alazana Lady Tamao nació en el Haras San Pablo durante el año 1975. Fue adquirida por el Sr. Ramón Fernández Vautrei para lucir la chaquetilla blanca con rombos azules y naranja del Stud Rafeva. Enviada al Hipódromo La Rinconada, de su cuido y entrenamiento estuvo encargado Don Enio José López García.

 

Debutó el 3 de julio de 1977 con la monta de “El NegroJesús Márquez en distancia de 1100 metros que recorrió en 68”3 para superar a Avemora con 3 ½ cuerpos. Siete semanas después reapareció para figurar tercera a 3 ½ cuerpos de Maracaná y luego defeccionó al quedar en el séptimo puesto a 9 cuerpos de Bullanga. Cerró su campaña como dosañera escoltando a La Reina dentro del marco de la Polla Preliminar de Acrica.

 

El 8 de enero de 1978 fue inscrita en la Copa Celestino Martínez donde decorosamente figuró cuarta a 7 cuerpos de Blondy.

 

Dos semanas después se escenificó los siete furlones del Clásico Alberto Smith donde la hija de El Tamao peleó todo el recorrido para finalmente quedar tercera a 5 ¼ cuerpos de “La CatiraBlondy. Se pensó que en la Copa Lavandera podría “romper el celofán” en el lote selectivo, pero se vio algo disminuida para quedar sexta a 3 ½ cuerpos de Birreta.

 

Tras un descanso de seis semanas, reapareció con la monta de Gustavo Ávila en el lote de G-1 figurando segunda a 1 ½ cuerpos de Mattie Lou. Luego se presentó en la Polla de Acrica, donde sin pena ni gloria se conformó con el séptimo puesto a 15 cuerpos de Blondy. Vista la hegemonía de esta última, su propietario prefirió “esquivar” la triple corona, realizando campaña en el lote común donde tuvo una racha de tres triunfos (incluyendo la del 21 de mayo donde sacó ¡19 cuerpos! de ventaja sobre Floreada dejando crono de 79”3 para los 1300 metros), para que el 16 de junio fuese inscrita en los 1900 metros de la Copa Santana Anzola con la monta de José Luis Vargas, pero la hija de El Tamao fracaso ruidosamente quedando a 18 cuerpos de Avemora, regresando a su cuadra con una claudicación en el miembro anterior derecho.

 

Lady Tamao tuvo un reposo obligado de 4 meses, pero sus allegados estaban conscientes de la calidad de la alazana y por ello reapareció el 14 de octubre con la monta de “El LlaneritoRafael Rodríguez Morales en los 1900 metros de la Copa Federico de la Madriz y Pastor, realizando una carrera increíble donde se creció en la punta y pudo mantener ventaja de 1 ¼ cuerpos al cruzar la meta sobre la atropelladora Arika, agenciando 123”4.

 

El 4 de noviembre participó en los dos kilómetros de la Copa Francisco J. Sucre, donde repitió la misma performance, en esta ocasión sacó tanta ventaja que al pasar el disco en ganancia fueron 8 ½ cuerpos la ventaja sobre la rendidora Windjour, parando el cronómetro en 129”4. Corriendo seguido, le pegó el esfuerzo y al final no pudo contener el avance de Arika quedando segunda a 1 ¾ cuerpos en la Copa Manuel Azpúrua Alcántara. Cerró su campaña como tresañera con dos fracasos sin justificación en los Clásicos Arturo Michelena y Fuerza Aérea Venezolana.

 

Ya como cuatroañera, Lady Tamao pasó a la cuadra de “El ABC del entrenamientoAgustín Bezara Castro. La reapareció el 10 de marzo en la Copa Pedro A. Salas con la monta de Juan Vicente Tovar, fracasando ruidosamente ante la ganadora Cinco de Oro. Pero cinco semanas después reverdeció laureles con la monta de Jesús Márquez cuando se adjudicó los dos kilómetros de la Copa Henrique Otero Vizcarrondo con ventaja de 4 cuerpos sobre Cinco de Oro, agenciando 131”4 para el recorrido.

 

Luego enfrentó a los machos en el máximo lote y se dio el lujo de superarlos con margen de 4 cuerpos sobre Petrosón, parando el teletimer en 98”1 para la milla. El 2 de junio incluyó otro trofeo en su vitrina al vencer en la Copa Jesús González Cabrera donde echó el resto para contener el avance de Arika, sacándole pescuezo de ventaja y recorriendo los 2000 metros en 129” exactos.

 

Tres semanas después se hizo de la partida en la Copa Miguel Emmanuelli, pero en esta ocasión se tuvo que conformar con el cuarto lugar a 8 cuerpos de My Sweet Baby. Pero Lady Tamao le tenía a su entrenador un regalo anticipado de cumpleaños y demostró el 5 de agosto su enorme calidad al triunfar por la vía del galope el Clásico Andrés Eloy Blanco, sacando 7 largos a Cinco de Oro registrando 128”2 para la distancia de 2000 metros, regalándole a su entrenador el primer clásico de su vida profesional como preparador de purasangres. Participó en el Clásico Gustavo J Sanabria donde punteó un largo trecho, pero antes del último codo comenzó a perder posiciones y quedar en el último lugar, visiblemente lesionada.

 

 

Ya con cinco años, corrió tres veces más viéndose disminuida por las lesiones, siendo su última carrera el 16 de agosto de 1980 dentro del marco de los seis furlones de la Copa Herman Stelling con la monta de Nerio Enrique Atencio, ocupando el cuarto lugar a 7 cuerpos de Abisinia.

 

La campaña pistera de Lady Tamao se resume de la siguiente manera: un total de 28 actuaciones saboreando las mieles del triunfo en 10 oportunidades, además de 3 segundos, 2 terceros y 2 cuartos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 1.075.020. Pensionada por su dueño en el Haras La Parcela para cumplir rol como yegua madre, destacó por intermedio de los ganadores Ladeoro, Rafeva y Lord Dancer.

 

Fuentes: Sr. Jaime Casas A., Revista Gaceta Hípica, Revista La Fusta.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, domingo 31 de octubre de 2021

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados