Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Montezuma

(Ven, 1995, Motatán-Twelve Sharp por Sharpen Up)

Por Juan Macedo

Este gran corredor alazán nació el 11 de enero de 1995 en el Haras El Bosque del Dr. Alfredo Toledo Guerrero. Apareció reseñado en los catalogos de venta para la subasta de 1996 y fue adquirido con un precio publico de 6.6 millones de bolívares para Miguel Contini, transacción que al final no se dio y en negociación privada fue adquirida su mitad por el Sr. José Moreno González, así conformando la sociedad del Stud Pon-Tol para la campaña de purasangre.

Montezuma

Su debut en las pistas, siempre entrenado por Miguel Contini, se produjo el 19 de octubre de 1997, a los dos años de edad, cuando logró triunfar fácilmente sobre Impostor y el selectivo Encaletao, dejando una envidiable marca de 78"2 para los 1300 m.

Algunos problemas físicos lo alejaron de la pista por 4 meses, para reaparecer a los tres años en una carrera en 1300 m, donde es derrotado por el rendidor Don Prince. Fue desde ese momento cuando comenzó a dejar clara constancia de sus dotes corredoras, al perfilarse como prospecto para los clásicos de la Triple Corona, cuando galopó al lote que se le enfrentó con excelente registro de 96"2 para la milla, acompañando a los punteros en la primera parte del recorrido y luego tomó el control de las acciones para desprenderse en la recta, sacando ventaja de diez cuerpos ante Hache Ce, que tuvo que conformarse con el lugar de escolta.

Debido a que la programación selectiva para los tresañeros previa a la Triple Corona es sumamente limitada, continuo su arrase en lotes comunes. Así, este valioso ejemplar, con la monta del fusta Angel Alciro Castillo, obtuvo su tercer triunfo cubriendo la ruta de los 1500 m en 90" superando con mucha comodidad a Via Col Vento y en su cuarto triunfo impuso su velocidad desde la partida ante Don Prince para desprenderse en los metros decisivos, con lo que tuvo el fuelle suficiente para contener el avance de Garantón en la recta, al que superó con ventaja de 3 cuerpos y medio, al dejar crono de 97" en la milla. De esta forma el hijo de Motatán quedó listo para su incursión en el Clásico José Antonio Páez, a disputarse el domingo 17 de mayo en La Rinconada.

Llegó el momento del "Páez" ya todo estaba dicho. Fue una competencia donde se notaron grandes ausentes, caso del campeón dosañero Domingos, además de Jalapeño, Ajar, entre otros. No obstante esas bajas de última hora, la expectativa era enorme. La carrera se desarrolló con parciales de 21"4 en los primeros 400 metros, siempre con Real Gitano y Don Prince en fuerte pelea por el sitial de honor, mientras, Montezuma se acomodaba en el tercero adosado a la baranda. Posteriormente, El Viti, Encaletao, Stereo y Huracán David cerraban el pelotón equino. En la media milla marcaron 44"4, justo cuando Don Prince se despegó en punta y Castillo sacó hacia afuera para pasar de largo a tomar la delantera en los 600 metros finales, cuando se disparó en punta; mientras el finado Juan Vicente Tovar movió a El Viti con gran contundencia. El crono registró 69"2 para los 1.200 metros. Vino la pareja lucha de casi 300 metros entre Montezuma y El Viti, que terminó con remate de 26"2 para un registro total de 95"4 en la milla, para anexarse en forma vibrante el primer peldaño de la Triple Corona Nacional que se calificó en una de las mejores competencias de la temporada 1998.

Esta contundente demostración lo colocaba como candidato firme a obtener la Triple Corona que con anterioridad alcanzaron Gradisco (1960), El Corsario (1972), Iraquí (1985) y Catire Bello (1992) en una historia que se remonta desde 1959. Se pensó que el siguiente peldaño, el Clásico Ministerio de Agricultura y Cría (2.000 metros), debería cumplirlo sin problemas para, más tarde, intentar el siempre dificultoso República de Venezuela en milla y media.

Montezuma sobre El Viti en el José Antonio Paéz

El ambiente previo al Clásico Ministerio de Agricultura y Cría se enrarecía en el hipódromo La Rinconada, pues el jinete de Montezuma, Angel Alciro Castillo, se sentía molesto por la falta de una espuela que, al parecer, se le quedó a alguien en la mano. Así, en el aparato de partidas desmontó en más de una oportunidad. De todas maneras, la largada del segundo de la Triple Corona se ordenó con retardo en relación con el horario señalado. Todo sirvió para que el caballo Cantoreal sorprendiera en el último momento al favorito Montezuma, el único con vivas posibilidades de optar por la Triple Corona, pero que faltando unos 50 metros se convirtió el deseo en una inevitable angustia. Al comienzo El Viti se apoderó del primer lugar, tomo buena ventaja y señaló parciales de 23"4 y 48" para 400 y 800 metros, respectivamente. Montezuma se encargo de perseguirlo durante casi todo el trayecto. Olympus Gold se ubicó tercero y el resto corría retirado del puntero, aunque se notaba el avance progresivo de Cantoreal que, con José Javier Zerpa, indicaba que contaría a la hora de la sentencia. En 71"3 cubrió El Viti los 1.200. En la entrada de la recta final Montezuma pasó a dominar el clásico y daba la impresión de que se vendría hasta la raya, pues ya habia dominado a El Viti. Sin embargo, en los últimos 100 metros Cantoreal, por centro de cancha, se acercó, igualó y pasó en propia meta para liquidar las aspiraciones del conducido por Castillo, que se conformó con el segundo vencido por pescuezo. Olympus Gold, que se vio en todo momento, terminó tercero. El Viti acusó el cansancio y finalizó en la cuarta casilla. Cerró el marcador Huracán David, que vino muy tarde. La milla la cubrieron en 96"4 y el tiempo total fue de 123"2 para los dos kilómetros, distancia en que estaba pautada la selectiva. Los 400 metros finales contó con remate de 26"3.

Ya el sueño de una triplecorona estaba roto pero Montezuma tomó desquite de Cantoreal, al triunfar en el Derby de Venezuela, sobre 2.400 metros, donde registró crono de 151" exactos para lograr la doblecorona nacional bajo la silla de Angel Alciro Castillo se limitó a perseguir a El Viti con parciales de 23"1 en los 400 metros iniciales, 71"3 en los 1.200 metros, 96" en la milla. Justo en los 600 metros finales, cuando promediaron 120"2 en los dos kilómetros, Castillo pasó a dominar el cotejo equino y finalizar mandando sobre Stereo y Huracán David.

Montezuma, el doblecoronado de 1998, acudía a su prueba de fuego ante los ejemplares maduros, ahora bajo la silla del experimentado José Leonardo Verenzuela, ya que el jinete Angel Alciro Castillo se encontraba suspendido, en la IV edición del Clásico Socopó, carrera que fue para Scott Gordon y segundo Cantoreal. Montezuma se mantuvo en el tercero, cerca del vencedor.

Pero las lesiones que afectaron su campaña como dosañero fueron haciendo mella en el hijo del criollo Motatán, cuando fracasa estrepitosamente Clásico Copa de Oro de 1998 obtenido por el múltiple campeón El Gran Sol, conducido hábilmente por Douglas Valiente y presentado por César Cachazo para el Stud Los Lara. Aún así su valentía se hace sentir al caer derrotado en buena lid sobre el sorpresivo Raen y El Gran Sol en el Clásico Cría Nacional, fue inscrito en el Gran Premio Simón Bolívar pero termina octavo a 29 cuerpos, carrera ganada por Jib Dancer.

Montezuma ganador!!!

Después el cuerpo de veterinarios detectaron que Montezuma tenía un problema en un testículo y llegó cortado en el miembro posterior izquierdo, fue sometido a una intervención en la que se le extrajo un testículo y se mantuvo en reposo hasta el 27 de febrero de 1999 regresó a la pista en excelente forma y cayó derrotado a nariz de Great Chama en la Copa Ta' Fino en 1600 m. Participa en el Clásico José María Vargas sobre recorrido de 2000 m donde cae derrotado por Raen. Su última carrera fue el 2 de mayo de 1999 en la Copa Gaceta Hípica con Richard Bracho, donde obtiene un excelente triunfo a expensas de Huracán David, agenciando 97"3 para la milla.

Debido a sus múltiples lesiones, sus dueños deciden retirarlo al haras donde nació, El Bosque donde es semental estelar. Montezuma se fue sin despedirse, pero se retiró ganando como los grandes corredores, y le tocó asumir el difícil compromiso de reemplazar a su padre Motatán, que fue, sin lugar a ninguna duda, un gran semental. Hasta ahora ha destacado con la clásica French Manicure; los selectivos Rompe Trueno, French Can Can, Janiz, Roayma, Campeador y La Magallanera (madre de Rey Different); además de los ganadores Ratatouille, Carlota Rusa, Sheilah, Maurelio, Januko, Gurrufío, Sheikra, La Bonita, Chimborazo, Mon Beauty (madre de Fabianaville), Anya, Fast Bend, La Galana, entre otros.

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Revista Hipódromo, Sr. Cristóbal Malpica, Sr. Diego Briceño

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, lunes 20 de marzo de 2006

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados