Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:
Negresco
(Ven, 1976, Polyfoto en Klairenne por Klairon)
por Juan Macedo

 

Desde Europa para Venezuela llegaba Klairenne, una descendiente de Klairon con un producto en vientre por el fenomenal Polyfoto, que representaba el patrón de cruce del campeón sprinter Bay Express. Desde su nacimiento el 10 de mayo de 1976, en el Haras La Quebrada, a este potrillo zaino se le tuvo en un gran concepto, a pesar de su desgarbado físico, y cuando fue a subastas, debido al alto precio exigido por su criador -el Dr. Rafael Branger-, nadie lo quiso. Así que quedo en casa y lo llamaron Negresco.

 

 

Un 24 de marzo de 1979 debuta Negresco para los colores del Stud La Quebrada, con la monta de José Luís Vargas, llegando 2º del rendidor Mapiricure, a 1 ½ cuerpo en 1.400 metros. Su entrenador, el siempre efectivo Julio Ayala Coronil, lo corre por segunda vez y logra un fácil triunfo por 5 cuerpos sobre Montesano, dejando 94"4 para los 1.500 metros. Tras un breve descanso de dos meses, reaparece con la monta del cubano Eduardo Lamas y gana por 3 cuerpos sobre Artifero, agenciando 93"2 para los 1.500 metros. En su cuarta presentación fracasa, al arribar 4º a dos cuerpos sobre el clásico Planificador en 1.400 metros y su entrenador decide correrlo por primera vez en la distancias de aliento, a pesar de ser un descendiente de Polyfoto. Lamentablemente fracasa al llegar nuevamente 4º, esta vez a seis cuerpos del modesto Opelín en la distancia de 2.000 metros. Vuelve a los 1.500 metros, donde triunfa fácilmente con seis cuerpos de ventaja sobre Arrebatado, siempre con la monta de Eduardo Lamas.

 

Julio Ayala insiste en llevarlo a las distancias de aliento, debido a la capacidad locomotiva mostrada en sus triunfos en 1.500 metros y se tira el lance en el Clásico Asociación Hípica de Propietarios (2.000 metros), donde obtiene un sensacional triunfo sobre el rendidor Continente, con la monta de Eduardo Lamas, dejando un excelente crono de 128"1. Participa en el Simón Bolívar (2.400 metros), ante la expectativa de que ningún ejemplar ganador del AHP había logrado el triunfo en el magno evento del hipismo venezolano. Negresco demostró sus dotes de crack al "romper el hechizo" y triunfar por cinco largos sobre Alecrim, agenciando 154"2.

 

 

 

Continuaría su campaña clásica tresañera con un fácil triunfo en el Cría Nacional (2.400 metros), agenciando 151" exactos sobre el mismo Alecrim. Es derrotado en una carrera sensacional por Para Rato, en la Copa Jaime Todd, y el mismo Para Rato lo vuelve a derrotar en el Clásico Jockey Club de Venezuela. Esta fue la última carrera de Eduardo Lamas sobre el lomo de Negresco. Su campaña le sirvió para compartir honores con el doblecoronado Caletero como el Campeón Tresañero de 1979.

 

 

En 1980, ya a los 4 años, Negresco reaparece con la monta de "El Diablo" Ángel Francisco Parra en el Clásico José María Vargas, triunfando con una pasmosa facilidad, 16 cuerpos sobre Alecrim y agenciando 126"1 para los 2.000 metros. Pero hasta los mas grandes son derrotados en los momentos menos esperados y Guadamil aprovechó la mala partida de nuestro crack y lo sorprende por 1 ½ cuerpo en el Clásico Presidente de la República, en la que no pudo contener la arremetida final del pupilo de Medina.

 

 

Esa derrota no amilanó a este gran campeón y así Negresco se convierte en el primer ejemplar que alcanza el triunfo en el agotador trío de competencias que en su conjunto se denominó "La Tripleconona de la Resistencia". En la primera de éstas, el Clásico Andrés Bello, no sólo obtuvo una terminante victoria por cuatro cuerpos sobre Mahogany, sino que echó por tierra el récord de pista en poder de Guadamil y El Catalán (de 199" agenciado en 1979) por casi 5 segundos, al parar el teletimer en 194"1. Posteriormente gana con mucha holgura el Clásico Batalla de Carabobo y Día del Ejercito, agenciando 166"1 para los 2.600 metros (distancia que se corría por primera vez en La Rinconada) sobre Alecrim, finalizando una de sus grandes hazañas el 5 de Julio de 1980, con un bien logrado primer puesto en los 3.200 metros del Fuerzas Armadas, agenciando 210"3, con ventaja de 3 cuerpos sobre Alecrim y Tirolesa. Cuentan que para esa carrera, vino a Venezuela un contingente de Francia para ver correr a un hijo de Polyfoto en 3.200 metros. Así Negresco acabó con el mito de posesionarse de todas las distancias de aliento con facilidad pasmosa, sin que con ello mellara su integridad física.

 

 

 

 

Su última derrota fue en el Clásico Coproca, en el que el velocísimo Kacir logra venírsele de punta a punta, implantando record de pista para los 2.000 metros de 124"1, para batir al campeón por casi un cuerpo. Posteriormente vendría su última gran hazaña, coincidencialmente en la que sería su última carrera, un 7 de septiembre, con un triunfo apoteósico en la primera edición de la Copa de Oro de Venezuela en 2.400 metros, derrotando a Sweet Candy, Kacir, Auroreño y Gelinotte, prueba ésta en la que dejaría récord para la distancia de 149''2, superando la anterior que estuvo en poder de El Corsario durante seis años. Esa de Negresco apenas pudo ser batida unos 13 años después por el campeón Ta'Fino, cuando ganó el Presidente de la República de 1993. Las imposiciones de marcas records en su época, la facilidad con la que se desplazaba en los tiros largos y su poderoso remate, dieron fe de la capacidad locomotiva que llegó a poseer este extraordinario purasangre.

 

 

Fue inscrito en el Clásico Simón Bolívar, pero el jueves antes del magno evento, en pleno trabajo, claudicó de su miembro anterior izquierdo y fue retirado de la carrera. Las lesiones hicieron mella en su condición física, poniendo fin a su sobresaliente vida pistera, con una campaña que se pudiera resumir así: 11 primeros, 4 segundos, un tercero, 2 cuartos y ninguna vez fuera del marcador, con producción de Bs. 4.380.030 y logrando el título de Campeón de 4 y más años en 1980.

     

 

Asi recordamos cómo poco a poco fue convenciendo, sin llegar a ser nunca el ídolo que han resultado ser otros con menos clase que el hijo de Polyfoto en Klairenne, de grata recordación para su criador y dueño Rafael Branger, quien con todo entusiasmo lo crió en su Haras La Quebrada. Un súper caballo que podríamos llamar el crack por excelencia, gracias a su condición de ejemplar resistente y atropellador.

 

Cuenta el Dr. Branger que en 1977, cuando Negresco era un yearling, la junta directiva de Fedeharas invitó a un grupo de eminentes científicos norteamericanos entre los que destacaban los Dr. Horace Davis y William McGee. Estando de visita en La Quebrada, el Dr. McGee se me acercó y preguntó cual era ese potro zaino standardbred (Es sin duda alguna el corredor de trote y paso más rápido del mundo) que estaba en uno de mis potreros y le respondí que si bien el caballo no era atractivo físicamente, era propio hermano de Clear Picture, yegua que destacaba para el momento como una de las mejores de su generación en Europa. Paso el tiempo y el Dr. Eduardo Larrazabal (Presidente del INH para aquel entonces) invito al Dr. McGee para la entrega del trofeo del Gran Premio Clásico Simón Bolívar, el cual tuve el honor de recibir de sus manos, preguntándole en ese instante si se recordaba del potro standardbred que señalara dos años antes en su visita a mi haras. Visiblemente sorprendido, me dijo que si, y volteándose con asombro al ver al caballo, me expreso con humildad: "lo que es la vida: los caballos cada día nos enseñan algo más y por eso nunca se puede descalificar a ninguno".

 

 

Cuando iba a ser enviado a la cría, los transportistas tenían su agenda muy comprometida, pero el Sr. Jimmy Ponte hizo un tiempo para trasladar a Negresco hasta el Haras La Quebrada. Una semana despues el Sr. Ponte al pasar la factura colocó lo siguiente "Es un honor para nosotros transportar un ejemplar de la calidad de Negresco". Ya en la cría, en el mismo haras que lo vio nacer, La Quebrada, destacó a través de la campeona Sátira; los ganadores clásicos Escalafón (Semental) y Rolly Man; los selectivos Durero, Grisón, Sarao, El Beduino, Negramar, Negrinho, Otro Camino, Ekki; además de múltiples ganadores como Gondolier, Pemaro, Miss Fugaz (madre de Over Drive), Game Boy, Zaragata, Destello (abuela de Musiu Bortot, Caramelosa, Cremoxiña y Montseny), Silver Pep, Azunegra (madre de Regresiva), Double Down, Corinegra, Hada Negra (madre de Lady Classic), Negreada (madre de Praga; abuela de Victoria Queen), La Seldon, Nizarda (madre de Lady Montana), etc, durante 7 producciones, ya que Negresco murió el 14 de enero de 1989 en el hospital veterinario debido a una fractura en el fémur. Tenía varias semanas ahí por un granuloma en la región anal, problema superado y cuando estaba listo para ir al haras, tuvo problemas dentro del puesto, lesionándose severamente en el fémur lo que le causo la muerte a las horas.

 

Fuentes: Sr. Jaime Casas, Dr. Rafael Branger, La Biblia del Hipismo Venezolano por Gustavo Noguera B., Revista Equino's, Revista Gaceta Hípica, Sr. Julio Ayala Coronil.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 18 de Enero de 2001
Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados