Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Pretor

(Ven, 1973, Goabundle en Roxanel por Cross Petition)

Por Juan Macedo

 

El alazán Pretor fue de esos purasangres que dieron señales de ser un crack ante una generación muy exigente, pero la mala suerte no se lo permitió. Nació en el Haras Karen Sissy el 30 de marzo del año 1973. Fue adquirido en subasta pública por el Dr. William Hobaica y Sres. Farid y Rashid Abouhamad por la cantidad de Bs. 55.000 para lucir la chaquetilla blanca con rayas horizontales azules del Stud Sayani. Enviado al Hipódromo La Rinconada, fue alojada en la cuadra de “El PavoDomingo Noguera Mora, que se encargó de su cuido y entrenamiento.

 

Hizo su debut el 20 de abril de 1975 con la monta de “El DiabloÁngel Francisco Parra en el breve recorrido de 600 metros, ocupando el tercer lugar a 3 ¼ cuerpos de Guachafitero. Fue un mes después cuando “rompió el celofán” al superar con 2 ½ cuerpos a Aerocarril, dejando tiempo de 47”1 para los 800 metros. Ese fue el inicio de una racha triunfal que continuó el 1 de junio cruzando la meta con ventaja de 2 ¾ cuerpos sobre El Mambi agenciando 47” exactos para los cuatro furlones. El 20 de junio protagonizó un final no apto para cardíacos, sacando a relucir su clase, donde logró sacar nariz de ventaja sobre Lavandín recorriendo los 800 metros en 46”2.

 

El 17 de agosto estrenó la monta de Juan Vicente Tovar dentro del marco de los 800 metros de la Copa Rómulo Francisco Méndez donde nuevamente fue protagonista de otro final de película, esta vez su contraparte fue Niso que tuvo q conformarse con la escolta apenas a cabeza, agenciando 45”2.

 

El 21 de septiembre volvió a dar muestras de gallardía cuando dramáticamente derrotó a Dorestán con cabeza de ventaja en los 1100 metros de la Copa Hipódromo de Valencia, que recorrió en tiempo de 65”4. La racha de triunfos se truncó el 19 de octubre en el Clásico Albert H. Cipriani donde fracasó al finalizar noveno a 16 cuerpos de El Aventurero. Participó en el Clásico Antonio José de Sucre con la monta de José Luis Vargas, pero el resultado fue similar, quedando sexto a 16 cuerpos de Lavandín. una lesión en una de sus manos fue el atenuante que justificó ese par de actuaciones para el olvido.

 

Reapareció el 13 de marzo de 1976 con la monta de Ángel Francisco Parra, viéndose recuperado al figurar tercero a un cuerpo de Lavandín. A la semana participó en la Copa Antonio Cuadrado con la monta de Balsamino Moreira donde el veloz Niquero logró el triunfo, quedando el hijo de Roxanel en el quinto lugar a 8 cuerpos. El 4 de marzo fue inscrito en el Gran Premio Selección de Fedeharas con la monta de “El NegroJesús Márquez figurando decorosamente en el tercer lugar a 8 cuerpos de Sendero. Regresó al lote común donde realizó tres buenas figuraciones pero sin saborear las mieles del triunfo.

 

Fue el 16 de mayo con la magistral conducción de Balsamino Moreira, el alazán Pretor realizó la mejor carrera de su vida pistera. Al darse la partida, el hijo de Goabundle se ubicó en el quinto lugar, a la caza de los punteros, posición que conservó hasta inicios de la recta final cuando se vino en atropellada junto a Lavandín en búsqueda del triunfo y cuando parecía que su némesis iba a cruzar el disco en ganancia, Pretor reaccionó extraordinariamente y “le quitó el manjar de la boca” con ventaja de cabeza, parando el cronometro oficial en 98”4 para la milla del Clásico José Antonio Páez.

 

 

Todo indicaba que había regresado el Pretor valiente de hace un año atrás, pero aquí es donde la mala suerte le jugó en contra. Dos semanas después, en el lote común, en recorrido de 2000 metros (como preparatoria para el segundo paso de la Triple Corona Nacional) fracasó estrepitosamente. Fue descansado seis semanas para correr en la milla y media del Clásico República de Venezuela, pero nuevamente quedó entre los últimos. El 1 de agosto volvió a fracasar, en la milla del Clásico Fuerzas Armadas de Cooperación. Tres meses y medio después reapareció ante el lote común en 1500 metros con Gustavo Ávila en su cabalgadura, pero igual no respondió, quedando noveno muy lejos del ganador Swing.

 

Luego de algunos intentos infructuosos de regresarlo a la pista, Pretor fue definitivamente de las competencias públicas. Fue enviado al Haras Carolina donde se le presentaron algunas yeguas para probarlo como semental, pero sus pocos hijos no destacaron. Pero sus triunfos dejaron una huella en la memoria de los hípicos venezolanos.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Revista Hipódromo.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, sábado 30 de abril de 2022

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados