Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Señor Llanero 

(Ven, 1996, Santón en Black Star por Guyana)

Por Juan Macedo

 

A lo largo de la historia del hipismo venezolano hay purasangres de carreras que sin ser "cracks" llenaron un espacio importante en la simpatía de los aficionados, capaces de realizar la más asombrosa hazaña en el momento menos esperado. Un caso emblemático fue el zaino Señor Llanero que nació el 14 de enero de 1996 en el Haras Bucaral. Fue adquirido por el Sr. José Luis García para lucir la chaquetilla del Stud Caño Caracol (que tenía como distintivo incluir la palabra Llanero(a) en el nombre de sus pupilos). Fue enviado al Hipódromo La Rinconada, alojándose en la cuadra de MiguelMikeContini, quien se encargó de su cuido y entrenamiento.

 

Debutó el 6 de febrero de 1999 en recorrido de 1100 metros con la monta de “El Loco HugoEduardo Rivas, figurando cuarto a 5 ¼ cuerpos de Mr. Figo. Realizó dos carreras regulares durante ese mes, sin mostrar avances, cuando su propietario decidió cambiar de cuadra y entregárselo a Ademar Piñango, quien se encargó de su entrenamiento.

 

Reapareció el 29 de mayo con Yosbanny González en su cabalgadura, figurando tercero a 7 cuerpos de El Mansour. Tres semanas después figuró segundo de Korolenko a 3 ¾ cuerpos y el 26 de mayo logró su primera victoria a expensas de Super Warrior con ventaja de 1 ¼ cuerpos y agenciando 75”1 para los seis furlones, con la monta de Armando R. Peña. Realizó una pasantía en el lote de G-1 logrando buenas figuraciones hasta que el 3 de octubre reverdeció laureles con la monta de Ángel Güerere al aventajar con ¾ cuerpo a El Cubano, agenciando 91” exactos para los 1500 metros. Cerró el año realizando cuatro actuaciones en el lote de G-2 sin deslucir.

 

Reapareció el 16 de enero del 2000 con nuevo entrenador, Antonio Bellardi, ocupando el séptimo lugar a 5 ¾ cuerpos de Majestic Gold. Luego de cinco figuraciones decorosas, fue inscrito en una carrera de reclamos donde figuró cuarto a 3 cuerpos de Milonguero y fue reclamado por Bs. 4.000.000 por el Sr. Juan Carlos Pérez Abarrio para lucir los colores del Stud Milagrosa. Realizó dos carreras más en el óvalo caraqueño bajo el entrenamiento de Jesús Eduardo Benedetti cuando sus allegados decidieron enviarlo al Hipódromo Nacional de Valencia.

 

Bajo el entrenamiento de su propietario, el 18 de abril se estrenó en el circo de Cabriales en una carrera con recorrido de 1800 metros y la monta de Rafael Ángel Frazzani logrando su tercer triunfo a expensas de Chucky con ventaja de 3 ½ cuerpos, parando el cronometro en 112”4. Tres semanas después repitió, esta vez su escolta fue Sansón que quedó a 2 ¼ cuerpos, recorriendo los 1300 metros en 77”1. Luego de dos buenas figuraciones en el lote de G-4y5, el hijo de Santón superó a Bergkamp por ½ cuerpo dejando crono de 79” exactos para los 1300 metros.

 

Luego de dos derrotas, el 24 de julio Señor Llanero logró su sexto triunfo con ventaja de 3 ½ cuerpos sobre Preciado, agenciando magnifico crono de 96”4 para la milla, este fue suficiente aval para inscribirlo el 4 de agosto en los 1800 metros de la Copa Unión de Entrenadores del Estado Carabobo, donde ocupó el sexto lugar a 9 ¼ cuerpos de Guaro Real. Tres semanas después (y bajo el entrenamiento temporal de David Meleán) con la monta de Ángel Güerere participó en el Clásico Diario El Carabobeño figurando segundo a 2 ¾ cuerpos de Musiú Bortot. El 8 de septiembre regresó a su cabalgadura Rafael Ángel Frazzani y protagonizó un gran final con Pagary cayendo derrotado apenas pescuezo en el Clásico Propietarios Valencianos, luego fue distanciado al tercer lugar por ocasionar tropiezos en la recta final a Via Col Vento.

 

Regresó al lote común y con la monta de Simón Robles logró superar dramáticamente a Don Perignon por apenas cabeza, agenciando 84”1 para los siete furlones. Dos semanas después escoltó a Guaro Real y luego figuró cuarto a 2 ¾ cuerpos de King Of Gold en los seis furlones del Clásico Brigada Blindada. El 10 de noviembre participó en la Copa de Oro de Valencia ocupando el segundo lugar detrás de La Reconquista.

 

Juan Carlos Pérez Abarrio regresó como entrenador de Señor Llanero y el 24 de noviembre con la monta de Kendry Castillo superó a Guaro Real con un cuerpo de ventaja, agenciando 111”4 para los 1800 metros. Dos semanas después participó en la Copa Base Aérea Libertador figurando tercero a 4 ¾ cuerpos de Quirón y cerró el año figurando tercero apenas a pescuezo de Alberto Ge.

 

Señor Llanero estrenó la chaquetilla blanca y roja del Stud Luminarias del Sr. Juan Carlos Pérez Abarrio el 11 de enero de 2001 bajo la conducción de Renzo Romero, quien lo llevó al triunfo con ventaja de 1 ¼ cuerpos sobre Black Runner parando los cronómetros en 76”3 para los 1300 metros. A la semana participó en la Copa Huracán Sí para quedar tercero a 1 ¼ cuerpos de Guaro Real. Luego de tres derrotas sin deslucir del todo, el 16 de marzo obtuvo su primer triunfo selectivo con la monta de José A. Chirivella en la Copa Teodoro Gubaira donde superó con 2 ¼ cuerpos a Farakhan, dejando registro de 128”3 para los dos kilómetros.

 

Luego de dos figuraciones en el máximo lote, Señor Llanero viajó a Caracas para participar en la Copa El Chama con la monta de Kendry Castillo, quedando octavo a 13 ½ cuerpos de Vuelve Jorge, corrió dos veces más sin deslucir y regresó a Valencia para participar en el Clásico Círculo de Periodistas Hípicos del Estado Carabobo con la monta de Rafael Ángel Frazzani, ocupando el lugar de escolta a 4 ½ cuerpos de Huracán David. Luego de fallar en el lote común, el 22 de junio regresó a su cabalgadura José A. Chirivella para ganar espectacularmente en el Clásico Batalla de Carabobo superando por apenas pescuezo a Bastimento, agenciando excelente crono de 149”3 para la milla y media. Dos semanas después hizo suya la Copa Súper Sergio, batiendo en buena lid con ventaja de 1 ¾ cuerpos a Korolenko recorriendo los 1700 metros en crono de 106” flat.

 

Tras fallar en el lote común, el 24 de julio demostró nuevamente su papel protagónico al superar en gran final a Paso a Paso por cabeza y recorriendo los dos kilómetros del Clásico Natalicio de El Libertador en tiempo récord de 122”2. Tres semanas después nuevamente protagonizó otro final de película con Paso a Paso, pero en esta ocasión hizo el papel de escolta apenas a cabeza en los nueve furlones de la Copa Unión de Entrenadores del Estado Carabobo. El 24 de agosto nuevamente estuvo inmiscuido en otro final dramático, en esta ocasión su antagonista fue Evreux al que derrotó por la mínima diferencia para anexarse los 1400 metros del Clásico Diario El Carabobeño que recorrió en 84” exactos. No conforme, el 7 de septiembre echó el resto, pero cayó derrotado por apenas cabeza sobre Pasajero en el Clásico Propietarios Valencianos.

 

Luego de figurar tercero a 6 cuerpos de Texan Junior, el nieto de Guyana viajó al estado Zulia para participar en el Clásico General Rafael Urdaneta y con la monta de Irwin Rosendo logró el lugar de escolta a 3 ½ cuerpos de High Security. Regresó a Valencia y el 9 de noviembre participó en los dos kilómetros de la Copa de Oro de Valencia con la monta de José Martín Toro, ganando cómodamente superando a Traffic Láser con 3 cuerpos de ventaja y crono de 124”1. Corrió 4 veces más ese año logrando figuraciones decorosas en el marcador, incluso logró cruzar la meta en ganancia con Argimiro Guerrero Jr superando a Huracán David, pero fue distanciado al segundo lugar. Su magnífica campaña fue suficiente para obtener el título de Caballo del Año 2001 en el Hipódromo de Valencia.

 

Ya con seis años a cuestas, el viejo Señor Llanero tuvo una seguidilla de cinco derrotas hasta el 15 de marzo de 2002 con la monta de Fernando Querales cuando derrotó con 4 ¾ cuerpos a Rey del Mar, rompiendo su propio record de pista en 122” exactos para los dos kilómetros de la Copa Teodoro Gubaira. Viajó nuevamente a Caracas para participar en la Copa El Chama donde ocupó el quinto lugar a 4 cuerpos de Al Borak. De ahí se desplazó al estado Zulia donde el 15 de mayo corrió en el Clásico de la Resistencia-Servihiproca con la monta de Santiago González donde superó a Arkansas Kid con ventaja de 2 ¼ cuerpos y agenciando tiempo record de 180”4 para los 2800 metros. Pero por alguna razón, que justificamos a su larga campaña y extenuantes viajes entre hipódromos, Señor Llanero perdió condición y el resto del año corrió seis veces más sin ser enemigo.

 

A los 7 años, con el entrenamiento de Juan Carlos Pérez Pérez reapareció el 28 de febrero de 2003 en el Clásico Ciudad de Valencia con la monta de Jean Carlos Rodríguez, figurando quinto a 7 ¾ cuerpos de Circle Of Power. Dos semanas después y con la monta de José A. Chirivella reverdeció laureles para triunfar por tercera vez en la Copa Teodoro Gubaira, en esta ocasión superó a Faramallero en final dramático por apenas pescuezo, agenciando 124”1 para los dos kilómetros. El 23 de marzo participó en el Clásico Valencia Invitacional donde ocupó el quinto lugar a 13 cuerpos de My Own Business. Luego de figurar tercero de The Horse Winner, viajó a Caracas para participar por tercera vez en la Copa El Chama, ocupando el cuarto lugar a 4 ½ cuerpos de Mr. Custodio.

 

 

Una lesión en una de sus manos lo alejó de las pistas, reapareciendo en el Hipódromo de Valencia el 13 de noviembre dentro del marco de la Copa de Oro de Valencia donde quedó séptimo muy lejos del ganador Almarsix. Luego de dos actuaciones grises, el 18 de diciembre fue inscrito en una carrera de reclamos con la monta de Rafael Torrealba donde salió victorioso superando con 1 ¼ cuerpos a Mister Robert, dejando crono de 105”3 para los 1700 metros.

 

Con 8 años a cuestas, el 16 de enero de 2004 reapareció en la Copa Huracán Sí quedando octavo a 17 cuerpos de All Power. Regresó al Hipódromo La Rinconada bajo el entrenamiento de Rubén Lanz donde participó en ocho carreras de reclamo sin saborear el triunfo, pero logrando buenas figuraciones en el marcador. Viajó al óvalo carabobeño para alojarse en la cuadra de Juan Carlos Pérez Abarrio y participar en el Clásico Natalicio del Libertador, figurando quinto a 18 cuerpos de Almarsix. Regresó a La Rinconada y el 7 de agosto en una especial de reclamos con la monta de Edwar Fuenmayor logró superar a Kirky's Classic con 2 cuerpos de ventaja y crono de 90”1 para los 1500 metros. Corrió dos veces más en el óvalo de Coche de manera decorosa para regresar a Cabriales. El resto del año corrió 7 veces sin triunfar, pero figurando sin deslucir como el tercer lugar a 13 cuerpos de Torricelli en el Clásico Pagary, incluso logró cruzar la meta en ganancia con Rafael Torrealba superando a Wonder King, pero fue distanciado al segundo lugar.

 

A los 9 años “El caballo de hierroSeñor Llanero participó en 13 carreras entre los hipódromos de Valencia (10) y La Rinconada (3), el único triunfo fue el 23 de abril de 2005 en el óvalo de Coche con la monta de Deudis Peña Mora cuando superó por apenas pescuezo a Big Light agenciando 98”1 para la milla. Además, figuró segundo a pescuezo de Parejero en el Clásico César Ramos y tercero a 4 ½ cuerpos de Mr. Romi en el Clásico Natalicio del Libertador. La última actuación de Señor Llanero fue el 20 de enero de 2006, a los 10 años, con la monta de José A. Chirivella cuando figuró cuarto a 5 ¾ cuerpos de Catire Chichí.

 

Sus allegados lo bautizaron como "El incansable" debido a su extensa campaña de 132 actuaciones en las que obtuvo 21 primeros, 14 segundos, 21 terceros, 24 cuartos y 19 quintos para una producción de Bs. 150.503.650, recordando que fue record horse en dos hipódromos diferentes. Fue retirado de las pistas y enviado al Haras La Milagrosa donde ejerció funciones de semental y a pesar de las pocas oportunidades destacó por intermedio de la selectiva Costa del Sol y los ganadores Alex Jr y Zona Zero. Honores al “caballo de hierroSeñor Llanero.

 

Fuentes: Sr. Jaime Casas A., Revista Hipódromo

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, lunes 28 de febrero de 2022

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados