Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Señorona

(Ven, 1971, Lavandero en India Preciosa por Dándolo)

Por Juan Macedo

 

Hoy nos dedicaremos a recordarles la historia de la sensacional castaña Señorona, que su único pecado fue nacer en la misma generación de las geniales Ségula C y Soroa. Esta pequeña castaña, que su peso físico rondó los 375 kg, nació el 13 de febrero de 1971 en el Haras Santa Cruz, adquirida para lucir la chaquetilla rojo, blanco y azul del Sr. Alberto José Pineda y el Dr. Nicolás Rondón. Su cuidado y entrenamiento estuvo a cargo de Don Guillermo Andrade.

 

El día de su debut en el Hipódromo La Rinconada fue el 3 de noviembre de 1973 en recorrido de 1200 metros con la monta de Milton Barra, donde cayó con todos los honores desde el segundo lugar a ½ cuerpo de Matelamp. Luego un ajuste en su entrenamiento, el 1 de diciembre “rompió el celofán” cuando cruzó el disco en ganancia con 4 ½ cuerpos sobre Micaela, agenciando 76”1 para los seis furlones. Cerró el año de manera espectacular, superando al lote de dosañeras ganadoras en final dramático, cabeza de ventaja sobre Tocuyana, parando el reloj en 76” flat para los 1200 metros.

 

Ya como tresañera, fue ascendiendo rápidamente de agrupación hasta que sus allegados decidieron probar en el lote selectivo, fue el 4 de mayo de 1974 dentro del marco de los siete furlones de la Copa Fernando Mitayne, enfrentando a un duro lote de las mejores maduras y tresañeras del momento, pero Señorona con la monta de José Luis Vargas no se amilanó y logró escoltar a Tessa a 3 ¼ cuerpos, derrotando entre otras a Ségula C.

 

Dos semanas después estuvo luchando por la victoria desde la partida con Gamura y al momento de cruzar la meta mantuvo ventaja para superarla por margen de ½ cuerpo en la milla de la Copa Pedro A. Salas. Fue inscrita en los nueve furlones del Clásico Prensa Nacional, pero se le notó muy incómoda en el recorrido y solo pudo ocupar el quinto lugar a 14 cuerpos de Ségula C.

 

El 27 de julio participó en la Copa Gustavo J. Sanabria con la conducción de “El ZancudoArgenis Rosillo donde nuevamente brilló por su valentía y en final no apto para cardiacos logró aventajar a Soroa apenas por cabeza, agenciando 99”3 para la milla. Dos semanas después fue inscrita en los dos kilómetros del Clásico General Joaquín Crespo donde se conformó con el quinto puesto a 7 cuerpos de Ségula C.

 

Luego de dos actuaciones grises, Señorona realizó una racha de tres triunfos que le permitió ascender hasta a las series de importados. Cerró el año cuando intervino en la Copa Manuel Azpúrua Alcántara el 28 de diciembre, figurando cuarta a 6 cuerpos de Soroa.

 

Inició su etapa como cuatroañera de manera triunfal, cuando superó con ventaja de 2 ¾ cuerpos sobre Silva en los 1300 metros de la Copa Celestino Martínez, que recorrió en 79”4. Dos semanas después participó en el Clásico Alberto Smith donde decorosamente cayó derrotada a ¾ cuerpo detrás de Soroa, que fue nuevamente su verduga en la milla del Clásico John Boulton, quedando la hija de Lavandero en el segundo lugar a 1 ¾ cuerpos.

 

El 24 de abril con la monta de Juan Vicente Tovar superó a la argentina Casacona con 1 ¾ cuerpos agenciando 78”3 para los 1300 metros. Luego de fracasar en la 1° Serie al quedar a 15 cuerpos de Altivo, fue inscrita en los dos kilómetros del Clásico Día de la Marina con la monta de Balsamino Moreira y en esta ocasión se vio solvente en los cuatro codos para derrotar con ventaja 1 ½ cuerpos sobre Silva, registrando 130”3. Disminuida por las lesiones, corrió tres veces más sin ser enemiga, siendo su última salida al ruedo capitalino el 20 de diciembre en la Copa Manuel Vicente Lander con la monta del jockey José Luis Vargas ocupando el sexto lugar a 15 cuerpos de Ana Bella.

 

 

Señorona completó una campaña de 29 actuaciones en la pista de La Rinconada, logrando cruzar la meta en 13 oportunidades, además de 5 segundos, 2 cuartos y 4 quintos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 604.324. Retirada a la cría, estuvo pensionada en diferentes haras hasta que finalmente se estableció en el Haras Güigüe, donde destacó por intermedio de los ganadores Nikoll (abuela de La Marquesa e Imperial Black), Resol, Nikky y Cione.

 

Fuentes: Sr. Jaime Casas A., Revista Gaceta Hípica, Revista Hipódromo.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 30 de septiembre de 2021

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados