Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Socopo

(Ven, 1963, Riojano en Ya Se Ríe por Yatasto)

Por Manuel Guillermo Manrique B.

Veinte años transcurrieron desde la celebración del primer Gran Premio Clásico Simón Bolívar ganado por el ejemplar argentino Seriote (Cardenio en Seria) y once desde la participación del primer ejemplar criollo (El Griego), para que un caballo nacido en nuestro país se alzara con los máximos honores en la más importante prueba del calendario hípico nacional. Fue Socopo, que nació el 22 de febrero de 1963 descendiente de los argentinos Riojano y Ya Se Ríe en el Haras Shangri-La de la familia Azpúrua.

Socopó Triunfante

Luciendo la chaquetilla azul con franjas verticales rojas y blancas del Stud Cachemira de los señores Manuel Guzmán Lander, Francisco Guzmán Lander y la señora Carlota Sosa de Azpúrua, Socopo debutó en el Hipódromo La Rinconada el 3 de octubre de 1965 con la monta de Félix Sabino Pérez, ocupando el quinto lugar a 3 cuerpos de Victoreado. Corrió tres veces más a los dos años sin saborear las mieles del triunfo, pero figurando sexto en los 1200 metros del Clásico Antonio José de Sucre detrás de Marrey y cuarto en los siete furlones de la Polla de Criadores Acrica detrás de Don Polo.

Fue en su quinta salida, el 19 de febrero de 1966, cuando Socopo se impuso por primera vez a expensas de Cuyuni Jr, al que superó por un cuerpo en el tiro de 1300 metros dejando 81"2. En seguidilla logró su segundo triunfo, superando a Gradir en tiempo de 81" exactos para el mismo recorrido, dando destellos de ser un buen corredor. Luego cuatro derrotas sin deslucir en ningún momento, el 30 de abril con la monta de Don Balsamino Moreira logró un bonito triunfo superando a El Coqui con seis cuerpos de ventaja agenciando 102"3 para la clásica milla. Acto seguido participó en el Clásico José Antonio Páez donde ocupó el quinto puesto detrás de la ganadora Vélika. Regresó al lote común nuevamente con Félix Sabino Pérez donde ocupó el quinto detrás de Cardinal, pero el 28 de mayo tomó venganza de Cardinal al derrotarlo en final dramático y agenciar 109"2 para los 1700 metros. Cuatro figuraciones ante buenos corredores como Poligas, Oropel, Cardinal y Rigoleto fueron el preambulo de un nuevo triunfo con la monta de Juan Eduardo Cruz, el 23 de julio, a expensas de Hynita. Regresó al lote selectivo en marco del Clásico Fuerzas Armadas de Cooperación donde figuró cuarto de Vélika.

Su transformación comenzó el 21 de agosto con la monta de Ignacio José Ferrer, en el marco de los dos kilómetros del Clásico Ministerio de Agricultura y Cría (imponiendo récord de pista para criollos en los 2000 metros con crono de 125"2) superando por medio cuerpo a Victoreado, dejando a Vélika en el tercero. El 25 de septiembre, ahora con Luis Bolívar up, se anexó el Clásico República de Venezuela, superando nuevamente al Campeón del Caribe Victoreado, la campeonísima Vélika y el rendidor Marrey, esta vez al galope agenciando 153"1 para la milla y media, engrosando la lista de los doblecoronados venezolanos.

Corrió una vez mas en el lote común, el 15 de octubre, donde logró otro facil triunfo a expensas de Poligas, agenciando 109"4 para los 1700 metros. El momento de gloria de Socopo ocurrió el 30 de octubre de 1966, cuando el Sr. Manuel Azpúrua Sosa decidió inscribir al zaino, que a decir verdades hasta el momento no era considerado ninguna maravilla equina, pese a que se tornó imbatible ante los criollos. Con estas credenciales llegó Socopo a la magna prueba para enfrentar, entre otros, a caballos de la talla de Chateaubriand, White Face, Chantmarle, Rivulet, Lonjeado, No Matter, Chamangá, Gatsby, Chagrín, etc.

La electrizante voz de Eloy Pérez Alfonso, mejor conocido como Mr. Chips le congelaba la sangre a los venezolanos cuando por los micrófonos internos de la Rinconada y, a través de Torneo Hípico T.V. narraba los metros finales de la emocionante carrera cuando todo parecía decidido a favor Chantmarle, Rivulet y Chateubriand. Recuerdo oirle decir: "faltan 200 metros con Chantmarle pasando a ganar el Clásico y por fuera viene volando Socopo..., Socopo..., vamos caballito..., corre Socopo, tu eres criollo... Socopo por fuera pasando a ganar... ganó Socopo, ganó Socopo..." y entonces fue cuando todo el público entendió y explotó en algarabía, la emoción del espectáculo hípico encontró asidero en la espontaneidad del publico que no pudo contener su entusiasmo y por primera vez en la historia del Hipódromo La Rinconada, se lanzó a la pista para recibir al nuevo ídolo de La Rinconada: un caballo tresañero llamado Socopo, que corrió para el Stud Cachemira, conducido por Luis Bolívar y preparado por Manuel Azpúrua Sosa.

 

Ese grandioso día para la hípica venezolana Socopo dejó un tiempo de 124"4 que lo superaban solamente los ejemplares Carril (124"3) y corrió en El Paraíso, Hipódromo donde se celebraron 13 Clásicos Simón Bolívar y, luego en La Rinconada, Cambur (124"2) y Prenupcial (123"3); después del año 66 sólo los caballos Vivo (124") y Don Forestán (123") hicieron mejor tiempo, pues a partir de 1.970 la distancia del evento subió a 2400 metros.

El público toma la pista tras el triunfo de Socopó en el GP Simón Bolívar

Luego de su más importante victoria como pistero, fue llevado al Clásico Washington Internacional (el único criollo que participó en tan importante prueba, pues se medía contra los mejores del mundo), pero la historia revela que llegó último luego de una carrera bastante accidentada en la que no se tomó la previsión de colocarle el herraje especial para una pista irregular debido a la temperatura que era cercana a los cero grados centígrados, más que correr, ¡Socopó patinó!. Reapareció victorioso en La Rinconada el 27 de noviembre en el Clásico Cría Nacional, donde dejó récord de pista para los 2400 metros parando los relojes en 152" exactos para superar con ¡14 cuerpos! a Don Polo, y luego de dos carreras opacas ante los importados en el lote común, participó nuevamente contra los importados en el Clásico Jockey Club de Venezuela para figurar segundo nueve cuerpos detrás de Chateaubriand.

A los cuatro años ya no es el mismo, no conoció mas la victoria, pero logró un segundo lugar en el Clásico José María Vargas detrás de la rendidora Colombina, figuró cuarto en el Clásico Gobernador del Distrito Federal detrás de Chagrín y figuró quinto de Victoreado en el Clásico Fuerzas Armadas de Cooperación. Además en el lote común enfrentó a buenos corredores importados como Bulpret, Toledano, Quichi, Tom Thumb, Zumbador, Torrid Toes, Tamagás, etc. Culminó su campaña el 17 de septiembre de 1967 figurando tercero de Perfumado. Una fractura en el carpo de una de sus manos lo sacó de las pistas venezolanas. En resumen Socopo, que posterior al Simón Bolívar los narradores llamaron Socopó, dejo el siguiente récord: corrió en 44 ocasiones para 10 victorias, 9 segundos, 5 terceros, 5 cuartos y 7 quintos. Sus ganancias ascendieron a Bs. 607.197,35. Como reproductor, en el Haras Independencia de los Monagas, tuvo problemas de fertilidad y con pocos productos destacó con algunos ganadores como Wisa, La Sombra, Las Lilias, Mi Vecina y Guanaguanare. Su jinete casi oficial Luis Bolívar falleció trágicamente días después del Simón Bolívar, el otro fue Ignacio Jesús Ferrer a quien llamaban "El Remarkable" con quien ganara el primero de sus clásicos.

En 1987 se corrió el primer Clásico Socopo en el Hipódromo Nacional de Valencia, y tuvo tres ediciones ganadas por Fresal, Pundonor y Super Sergio. A partir de 1995 se instituye el Clásico Socopo en La Rinconada, siendo el primer ganador el ejemplar Camionero del Stud Secreto, conducido por Douglas Valiente y preparado por Oscar Carmona.

En una ocasión, Manuel Azpúrua Sosa contó "Socopo tiene una historia particular. En 1955, mi padre y Johnny Phelps me enviaron a Argentina para buscar un caballo que corriera y ganara el Simón Bolívar. A tal efecto visité varios haras y entre la potrillada me gustó Riojano. Lo adquirí por un precio elevado para esa época, US$15,000. Lamentablemente Riojano no fue lo que se esperaba en Venezuela y fue retirado a la cría. Después de varios años decidimos cruzarlo con Ya Se Rie y de ese acoplamiento nació Socopo en el Haras Shangri-La. La particularidad es que había traido a Riojano para ganar el Simón Bolívar y sin embargo esa inmensa satisfacción me la deparó su hijo, a quien yo crié, entrené y participé de sus triunfos". Ese fue Socopo quien debe ser recordado como el primer ejemplar criollo ganador del Gran Premio Clásico Simon Bolivar, derrotando a los importados.

Fuentes: Ing. Juan Macedo, Sr. Manuel Azpúrua Sosa, Diario Meridiano.

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 04 de Julio de 2002
Copyright 2002, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados