Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Cándido Marcano

Por Juan Macedo

Al momento de su nacimiento en Caracas, un 23 de febrero del año 57, mejor desde el vientre, adquirió el tatuaje de hípico. Era algo genético, ya que Cándido Marcano desciende de una familia que ha vivido con el turf, porque sus padres, Cándido Marcano y Alicia de Marcano son padrinos de hijos de Balsamino Moreira y Giovanni Contini lo cual los llevo a compartir grandes momentos de intimidad familiar desde vacaciones, cumpleaños hasta tristezas y enfermedades estando siempre pendiente de ligar sus triunfos.

Cándido Marcano y familia

Al concluir el bachillerato se inscribió en la facultad de Ciencias Veterinarias (UCV) llegando a culminar el 5to. Semestre, cuando un buen día el entrenador Giovanni Contini me llamó y ofreció para que me integrara a su cuadra y como quería estar dentro de este ambiente del hipismo además de buscar conocimientos para su futura profesión se fue a La Rinconada, pero le cautivo el ambiente de caballerizas y según palabras textuales "Aquí estaré hasta que el Señor designe lo contrario".

Se gradúo en la promoción del desaparecido Rufos John el año 1986 junto a profesionales destacados como Carlos Morales, Guiuseppe Culicetto, Armando López Willian Taylor y Mauro Bellardi, siempre bajo la tutela de Giovanni Contini por el cual guarda un profundo sentimiento de respeto, admiración y agradecimiento.

Cándido tenía muchas ganas de triunfar, de ser alguien en esta actividad y antes de estar en Caracas donde las cosas no eran fáciles, prefirió venirse a Carabobo. Recordó: "Apenas contaba con 5 mil bolívares en mi bolsillo, pero la fe y la ayuda de Dios me respaldaron".

Ya entrenando en el hipódromo de Valencia, su primera victoria vino a través de un caballo llamado El Guariqueño del Stud San Remo de la familia Stanchieri bajo la conducción del hoy entrenador Oswaldo Sulbarán. No cabría su emoción luego de esa carrera que lo sacó de perdedor y jamás olvidará el triunfo que abrió el camino en HINAVA. Señaló: "Es tan grande el respaldo de Dios, que he ganado muchas carreras y sin tener una gran caballada".

Después surgió otro más especial todavía: Remador, casualmente del Stud San Remo, un descendiente de Alleging en Spectacular Nina por Spectacular Bid, que correspondió a su primer clásico. Llegó a su cuadra, por recomendación del Dr. José García, desde el haras donde cumplía funciones como reproductor. Cuando trabajaba Cándido pensaba "este si es un campeón, cuídalo Cándido". Reaparece llegando tercero en una carrera común y a las tres semanas gana sensacionalmente el Clásico "Ciudad de Valencia" del año 2001 con Richard Bracho y por el puesto de pista numero 1 en 1400 metros, carrera que nunca olvidare. En su próxima actuación, la Copa "Don Teodoro Gubaira" cuando iba galopando por 7 cuerpos en la punta, se le fue el ligamento suspensor del nudo, no pudiendo concluir la carrera, cumpliendo hoy día nuevamente la función de padrillo en el haras San Remo.

Siempre sacándole gran provecho a los ejempleres que llegan a sus manos recuerda otros destacados corredores como Wirleny, Le Premier, Freelance, La Seminola, Camino y su gran cosentida Las Alicias, caballos útiles pero nunca un campeón. Que pasaría cuando pudiera entrenar un caballo con pasta de campeon?. Unido bajo el lazo del matrimonio con Carmen de Marcano y de cuya unión existen dos hijos: Paola del Valle y Cándido Jr., quien, aparte de practicar el karate, anuncia ser un destacado entrenador de pura sangre de carreras.

Se nota emoción y agradecimiento en cada frase de nuestro personaje y es que considera que ha triunfado y se siente orgulloso del camino transitado. Se confiesa ambicioso, que no se conforma con el éxito obtenido hasta ahora, sino que más bien aspira la multiplicación de los triunfos ya conseguidos. Atrás, muy lejos, abandonados y perdidos en el espacio quedaron los cinco semestres de Veterinaria.

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 04 de Julio de 2002
Copyright 2002, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados